Cuentavueltas para Chevrolet 400

Tener un cuentavueltas en un automóvil de serie en los años sesenta, fabricado en Argentina, lo convertía en deportivo. Por supuesto que ese solo accesorio no cambiaba nada de las prestaciones del motor. Pero era un elemento de medición que solo los autos deportivos traían de fábrica. Recién el Isard 1204 trajo cuentavueltas de serie…

Accesorio para recordar

Siempre fue útil anotar el kilometraje a la hora de cambiar el aceite del motor. En el siglo XXI las cosas han cambiado un poco, pero en los años sesenta los cambios de aceite se realizaban a menos kilómetros que en la actualidad. Por eso la utilidad del Remember Magnetic para saber cuándo debíamos cambiar…

Cerradura para el capot del Rambler

Durante muchos años los automóviles no tuvieron traba del capot accionada desde el tablero. En general con algún mecanismo a cable con una palanca, o tirador, debajo del tablero. De esta forma se impedía la apertura del capot desde afuera cuando se dejaba estacionado el automóvil en la calle. En este caso vemos una cerradura…

Bandeja para el DKW

Otro accesorio para los Auto Union, o DKW, que se fabricaron en Argentina en los años sesenta. La bandeja para debajo del tablero se produjo para varias marcas de automóviles argentinos. Tampoco era la única empresa que hacía este tipo de accesorio en los años sesenta. La empresa era GIBEST SRL que comercializaba estas bandejas…

Visera para el tablero del DKW

Los accesorios para automóviles tuvieron un gran auge a partir de la década del sesenta en Argentina. Esto acompañó al estallido de la industria automotriz argentina. En una época donde aparecieron muchas empresas al mismo tiempo, algunas de las cuales no sobrevivieron. Pero eso produjo un mercado de accesorios para autos. Algunos de los cuales…

Heladera en el automóvil

Tener una heladera dentro del habitáculo de nuestro automóvil habrá sido el sueño de muchos. En especial tenerla debajo del tablero en pleno verano. Alguien pensó en eso y fabricó la heladera Congelaire, que según la vieja publicidad no necesitaba de electricidad para funcionar. Conozco las heladeras para zonas sin electricidad que funcionan a kerosene…

Afeitadora en el tablero

Muchos habrán querido tener un aparato conversor de 12 volts a 220 volts y poder usar artefactos eléctricos como una afeitadora. Útil para afeitarse dentro del habitáculo de nuestro automóvil en la década del sesenta. Claro que ahora en el siglo XXI nos parece una rareza total. El convertidor-elevador Auto-Ras no solo podía darle electricidad…