Phoenix, un raro automóvil

Los primeros años de la industria automotriz mundial tuvo en su haber raros y extraños vehículos. Algunos de los cuales solo se fabricaron muy pocas unidades, y son una rareza como pieza de colección, otros en cambio solo fueron prototipos que muchos terminaron siendo destruidos. En cambio hubo otros que solo se plasmaron en los tableros de dibujo de los diseñadores.

No sé a ciencia cierta en cuales de estas posibilidades encaja este particular Phoenix Spider convertible a techo duro. Una especie de auto de vanguardia  de los modelos de techo quita y pon. El tema pasa porque con la marca Phoenix hubo varios automóviles. Algunos desde la mitad de la década del cincuenta hasta casi nuestra actualidad.

Pero contemporáneos a este particular modelo solo dos empresas. Ambas en Gran Bretaña, pero solo superponiéndose por un año de existencia. Ya que era común en los inicios de la industria automotriz que una marca, con la empresa que la fabricaba, no lograra tener 10 años de vida.

Lo que no pude determinar es si una de las empresas con la marca Phoenix produjo, o diseñó, este vehículo convertible que vemos en el dibujo, ya que no es una fotografía. También puede haber sido un desarrollo independiente en otro país europeo, pero tampoco lo sé.

Estimo que por las líneas de la carrocería este automóvil spider es de mitad de la década del diez en el siglo pasado. Lo cierto que es muy curiosa la forma que lograban para convertirlo de un descapotable en un auto con techo. Al parecer el techo se guardaba dentro de la carrocería, esto es una conjetura mía.

De ser así se adelantó en varias décadas a las inmensas cupés estadounidense que ocultaban el techo rígido en el baúl con un motor eléctrico. En este caso seguro con un procedimiento manual, tanto para ocultar el techo o para retirarlo y dejar separado del auto.

Los dibujos nos muestran de como un auto abierto se podía transformar en uno cerrado, o semi cerrado. En la primera opción con techo para las plazas delanteras y traseras, mientras que la segunda opción solo podía tener techo las plazas delanteras. Similar al tipo de carrocería landaulet, heredada por los automóviles de los carruajes tirados por caballo, donde las plazas traseras quedaban al descubierto y se podían cubrir con un techo de lona.

La idea era mostrarles a los lectores de Archivo de autos algunas de las invenciones que se desarrollaron, o plantearon, antes de la primera mitad del siglo XX. Algunas muy locas y otras interesantes, pero no podían ser llevadas a la práctica por falta de desarrollo tecnológico, o por ser muy de vanguardia para ese momento de la historia de la industria automotriz.

La imagen me la encontré en la Enciclopedia Autorama cuando buscaba material para publicar en esta sección llamada “Auto Antiguo”. Me pareció interesante para compartir y contar esas particularidades que supieron tener los viejos autos que supimos conseguir.

Si te interesa colaborar con Archivo de autos auspiciando alguna nota, como seguidor, o poniendo publicidad, te dejo el siguiente enlace para tu información: https://archivodeautos.wordpress.com/2019/02/17/notas-patrocinadas/

Mauricio Uldane, editor de Archivo de autos

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.

#Archivodeautos, #AutoAntiguo, #PhoenixSpider

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s