Karl Benz y sus autos

Karl Benz fue el primer constructor de un automóvil en patentarlo. Por esa patente del año 1886 es que muchos lo consideran el “padre” del automóvil. Pero en realidad patentó un triciclo, y no un automóvil de cuatro ruedas, como haría más tarde Gottlieb Daimler, también alemán y contemporáneo.

Conozcamos un poco de la historia que rodeó a los primeros automóviles que construyó Karl Benz. En un principio estaba abocado a la fabricación de motores estacionarios o para embarcaciones. No le veía futuro al triciclo de su invención.

Fue su esposa Bertha Ringer con su viaje, junto a sus dos hijos Eugenio y Ricardo, a Pforzheim que convenció a Benz que su triciclo tenía futuro como transporte. Ese viaje de 120 kilómetros fue el primero para un vehículo de su tipo y marcó el futuro de lo que sería la industria automotriz europea.

Pero no todo fue tan fácil, ni sencillo. Karl Benz tuvo fracasos financieros en esa última década del siglo XIX. Luego de la Exposición Universal que se realizó en el año 1889 en la ciudad de París, en Francia, Max Rose, socio de Benz, lo abandonó. Eso fue por el fracaso que tuvieron con los vehículos expuestos en la muestra parisina.

El 1 de mayo de 1890 Karl Benz firma un contrato con Friedrich von Fisher y Julius Ganss para crear una sociedad para la fabricación de automóviles. El primero había sido comerciante de sedas en Japón y el segundo era un cervecero de París.

Esta nueva sociedad se dedicó a la venta de motores estacionarios, para embarcaciones y demás usos en la industria. Eran épocas donde los motores de combustión interna comenzaban a reemplazar a los movidos a vapor.

Una persona se interesó por uno de los vehículos de Benz. Al parecer era el número 4 que llevaba la patente 37.435 de Alemania y que fue expuesto en la Exposición de Maquinarias de Munich. Este hombre revisó el modelo que tenía 3 CV. Motor, chasis y todo demás componente mecánico despertó el interés de este caballero y entusiasmó a Karl Benz, quien pensó, que podría ser su primer comprador.

No pudo ser. A los pocos días el hombre era encerrado en un manicomio y, claro, la compra del Benz de 3 CV no se concretó. Pero esto no desanimó a Karl Benz. Al parecer no le gustaba vender sus automóviles, para pesar de sus socios.

Ponía en marcha una táctica familiar cuando alguna persona se interesaba en adquirir alguno de sus vehículos. Le decía a su hijo Eugenio que trajera uno de los triciclos y que antes le tensara bien las correas. Cuando el triciclo se ponía en marcha saltaba como una cabra enloquecida.

Eso era porque la parte delantera era mucho más liviana que la trasera donde estaba montado el motor de su creación. En las dos ilustraciones podemos ver el triciclo y debajo una imagen del motor Benz con su gran volante debajo. Ese era el primer modelo de triciclo que había fabricado en el año 1886 y que luego tuviera mejoras en potencia y otras partes mecánicas.

En realidad el primer comprador de un vehículo Benz fue el ingeniero Emilio Roger de la ciudad de París. Esta persona era vendedor de los motores estacionarios de dos tiempos que fabricaba Benz. Siguieron corriendo los años y para el año 1895 la empresa Benz produjo en serie su modelo que marcaría la historia: el Velo.

También en esos años tenía en producción el modelo Victoria y un modelo nuevo de mayores dimensiones llamado Vis a Vis. En el año mencionado se produjeron 62 unidades del Benz Velo, 36 del Benz Victoria y 20 del Benz Vis a Vis.

Había comenzado la producción en serie, aunque esas cifras nos parezcan exiguas. Recordemos que estamos hablando de los primeros pasos de la industria automotriz europea, y del mundo. Faltaban muchas décadas para que la empresa de Benz se fusionara con la de Daimler. También para que los automóviles Benz comenzaran a ser conocidos con la marca Mercedes.

Los lectores interesados en conocer la historia del primer viaje del triciclo de Benz, al mando de su esposa Bertha Ringer, les dejo el enlace de una nota publicada en el blog de Archivo de autos en el año 2014, donde se cuenta esos primeros 120 kilómetros, entre Mannheim y Pforzheim, donde vivía la abuela  de Bertha: https://archivodeautos.blogspot.com.ar/2014/03/una-mujer-un-auto-y-un-destino.html

Mauricio Uldane, editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en el blog de Blogger: http://archivodeautos.blogspot.com.ar
Anuncios

Un comentario en “Karl Benz y sus autos

  1. Pingback: Sumario de agosto de 2017 | Archivo de autos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s