Exposición en Luján

Luego de una cancelación, por lluvias intensas, se realizó, el domingo 28 de mayo, la 1ª Exposición de Autos del Complejo Museográfico Provincial Enrique Udaondo en la ciudad de Luján, en la provincia de Buenos Aires. Hacia ese lugar partí desde San Miguel en colectivo y tren. No logré invitar a nadie a concurrir a la muestra.

Ford T del año 1921.

El día no ayudaba para nada desde la mañana. Por momentos lloviznaba y el frío se hacía sentir. Luego de caminar las veinte cuadras que separan la estación de Luján con el Complejo Museográfico Enrique Udaondo me encontré en la puerta del museo con un viejo conocido: Marcelo Vilches.

International del año 1903.

Ahí estaba con su Peugeot 403 invitando al público transeúnte a ingresar a esta primera muestra de autos históricos, antiguos y clásicos. Acababa de terminar de hacer una nota para un programa de televisión. Cosas de la fama de su 403 viajero. Al lado estaba Diego Abal uno de los colaboradores en la realización de esta exhibición de autos.

Packard del año 1932.

Un paso más allá Eduardo Nolazco quien no paró en todo el día. De un lado para otro del museo, o saliendo a la vereda a invitar al público con una promoción de dos por uno. Todo para ayudar a recuperar el Salón del Automóvil del Área III del complejo museográfico.

Pierce-Arrow usado el 6 de septiembre de 1930.

En la puerta también estaba otro conocido, y seguidor de Archivo de autos, Andrés Moranzoni, además integrante de la Red Usuarios IES. Un gran conocedor de la historia de esta marca argentina. La cosa era familiar porque junto a Moranzoni estaba su esposa. Es que este ambiente de los autos viejos invita a participar a la familia.

Camión de caudales International.

Los vehículos expuestos se dividieron en dos partes. Unos estuvieron dentro de las instalaciones junto a los autos históricos del museo y otros que fueron llevados por particulares. Mientras que el resto fueron exhibidos en el parque trasero del Área III del Museo Udaondo. Todos de primer nivel.

Réplica de un Rambler Runabout de 1902.

Ya dentro del museo me encontré con Gustavo Feder de Autohistoria con quien tuve la suerte de almorzar y charlar sobre autos. También estaban sentados a la misma mesa integrantes del Ford Sierra Fans Club, que estuvieron presentes con una cupé Ford Sierra XR4 en un excelente estado de conservación. Justamente con Ova Sierra es que estuvimos hablando de todo un poco.

Rambler Ambassador presidencial del año 1977.

En otro sector del parque estaba Roberto Felicioni con su inmaculado Renault 4 GTL blanco, ya un clásico en los encuentros de determinada importancia. Su auto tenía una bandera de la agrupación Restauradores Renault 4 a la cual pertenece. También estuvimos charlando un rato, además es vecino de San Miguel, lugar donde ambos vivimos.

Camión grúa de la empresa J.P. Melo.

Otro de los presentes era Guillermo Suárez custodiando el Torino Lutteral Comahue SST que está a su cuidado y que pertenece a la familia Lutteral. Hablar con Suárez es hacer un viaje a la historia de la industria automotriz argentina. Aquel que habló con él sabe muy bien que estoy diciendo. Emiliano Lalanne llevó su Torino 380 con el que participó de la 14ª edición del Gran Premio Argentino Histórico con el número 616.

Chevrolet Papamóvil del año 1987.

Otro seguidor, y amigo fierrero a estas alturas, Walter Garrido del Club del SIAM, estaba presente junto a su SIAM Di Tella 1500 pintado de negro y blanco. Un auto en un estado increíble y que ya se está haciendo habitual de encontrarlo en distintas muestras que se realizan en distintas partes.

Camioneta Chevrolet del año 1940.

Dentro de las instalaciones del Área III se podía ver un Peugeot 204 del año 1976 propiedad de Marcelo Netcoff. Junto estaba “La Cordobesa” la Rambler Ambassador Cross Country propiedad de Eduardo Nolazco como la grúa de J.P. Melo, un Chevrolet Super Sport de color rojo del año 1969 y un Chevrolet Impala del año 1959. Todos impecables.

Peugeot 204 del año 1976.

También bajo techo estaba el Ford T del año 1921 que Henry Ford II, presidente de Ford Motor Company, donara al presidente Arturo Frondizi el 22 de mayo de 1959. La donación fue para ser exhibido en el Complejo Museográfico Provincial Enrique Udaondo.

Motocicletas y motonetas.

El Rambler Ambassador presidencial, recuperado y expuesto en Expo Auto Argentino 2016, también compartió esta parte del predio. Un poco más allá estaba el Chevrolet Papamóvil que estuvo en la edición de este año en Expo Auto Argentino.

Citroën 3 CV cabriolet.

A su lado un Packard del año 1932, de 7 asientos, que usara el Cardenal Pacelli, antes de ser nombrado Papa Pío XII, en el año 1934 cuando visitó la Argentina para la celebración del XXXII Congreso Eucarístico Internacional. A bordo de este auto visitó la ciudad de Luján el 15 de octubre de 1934.

En primer plano SIAM Di Tella 1500, detrás Valiant V-200.

Al lado del Packard que usara el Cardenal Pacelli estaba exhibido un Pierce-Arrow que el General José Félix Uriburu usó el 6 de septiembre de 1930 durante el golpe de estado que derrocó al presidente Hipólito Yrigoyen. El parabrisas presenta un impacto de bala que hirió a una persona que estaba en el estribo. El tiroteo fue en la Plaza del Congreso en su viaje desde San Martín a la Casa Rosada.

Jeep de IKA.

Detrás estaba un auto, aunque parece un carruaje tirado por caballos, de la marca International del año 1903. Fue el primero de esta marca estadounidense en ingresar a Argentina y perteneció a Manuel V. Moure. Al tener ruedas de goma maciza y un gran despeje fue ideal para los malos caminos del país a principios del siglo XX.

Estanciera de IKA.

En otro sector del Área III se pudo apreciar un camión de caudales de esta misma marca que perteneció al Banco Central de la República Argentina. Es interesante para comparar este tipo de vehículo con los que actualmente cumple el mismo servicio de transporte de dinero y valores.

Chevrolet Impala del año 1959.

Al lado del Rambler Ambassador presidencial, y como haciéndole compañía, estaba un Rambler Runabout de 1902, que es una réplica. La marca Rambler es muy antigua y por algunos años fue dejada de lado hasta mediados de la década del cincuenta. Fue reflotada por la empresa AMC (American Motors Corporation).

Rambler Ambassador Cross Country conocida como “La Cordobesa”.

También hubo un espacio para las viejas motocicletas y motonetas. Detrás se pudo ver un Citroën 3 CV convertido en cabriolet y a su lado un Valiant V-200 del año 1962. Más allá el SIAM Di Tella 1500 de Walter Garrido. Pero además hubo más autos dignos de ver.

Chevrolet Super Sport del año 1969.

En el parque y al lado de dos vehículos integrantes del Club Amigos del Taunus Argentina estaba Marcelo Monteverdi. Otra charla y como siempre con un tema recurrente: los autos y su mundo. Dos fueron los Ford Taunus que llevó esta institución: un Taunus GXL y una cupé SP.

Renault 4 GTL del año 1985.

La gente de Ternnova recuperó una camioneta Chevrolet del año 1940 que estaba en total estado de abandono en el museo. Lo hizo con los productos de limpieza que la misma empresa fabrica en el país. Al lado de la Chevrolet de 1940, recuperada, estaba un pequeño stand con los productos de limpieza.

Ford Taunus GXL.

Además hubo otros autos como Chevrolet Super 230, Chevrolet Chevy Serie 2, Ford Falcon estándar, Dodge Coronado, Jeep, Estanciera, NSU Prinz, Fiat 600, Citroën 3 CV, Peugeot 404 y un par de Siambrettas. Todos en el parque trasero del museo en un hermoso lugar para realizar una exposición.

Torino 380 que participó del Gran Premio Argentino Histórico.

Justamente hablando con la gente de la organización tienen pensado realizar una segunda muestra para el mes de noviembre. Siempre con la intención de rescatar el Salón del Automóvil del Área III del Museo Udaondo. El predio estaba abandonado con el pasto crecido y el interior en malas condiciones por las inundaciones. Se arregló para poder realizar esta primera exposición en el museo.

Torino Lutteral Comahue SST.

Según palabras de los integrantes del museo nunca se había realizado algo semejante. El balance fue positivo. Gracias al empuje de los organizadores, con Eduardo Nolazco a la cabeza, se invitó al público desde la misma vereda del museo. Se sacaron los parlantes a la calle y se incitaba a la gente a pasar al interior del museo para ver los autos expuestos.

Chevrolet Chevy Serie 2.

El mismo Nolazco propuso el dos por uno, pagaban una entrada de 40 pesos e ingresaban dos personas. Para lograr atraer público se vendieron unas 400 entradas con lo cual se estima que ingresaron más de 800 personas, porque los menores de 12 años entraban gratis. Además estaba haciendo “bandera” el Peugeot 403 del amigo fierrero Marcelo Vilches.

Peugeot 403 en la calle a la entrada del Museo Udaondo. Gentileza de Marcelo Vilches.

A quien le debo agradecer públicamente que me dejara en la Ruta 23, conocida como Ruta 202, y el Acceso Oeste. Donde tomé un colectivo para regresar a mi hogar. Al menos evité tomar un colectivo en la terminal, que está al lado del Área III, hasta Moreno. Porque el tren pasa más o menos cada hora. Ahora queda esperar la nueva fecha para otra exposición en el mes de noviembre del Museo Udaondo. Las fotografías fueron tomadas el día domingo 28 de mayo.

Mauricio Uldane, editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en el blog de Blogger: http://archivodeautos.blogspot.com.ar
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s