Expo Auto Argentino a pleno sol

A diferencia de la edición 2016 de Expo Auto Argentino la octava muestra dedicada a los autos argentinos históricos, hasta el año 1996, contó con pleno sol. Numerosa cantidad de autos y motos estuvieron presentes en el predio de Francisco Álvarez y el público acompañó con su presencia. Lo que se dice una fiesta fierrera dedicada a los autos argentinos.

Algunos de los Fiat de expositores particulares.

No invité a nadie, ni tampoco nadie me invitó, para asistir a Expo Auto Argentino 2017, donde tenía, por descontado, mi acreditación de prensa. Así que sendos colectivos me dejaron a escasos metros del predio Campo La Tradición en la intersección de la Ruta Provincial 7 y la calle José Miró. Tampoco era un viaje a la Luna, sino ir de San Miguel, donde vivo, a Francisco Álvarez donde se realiza desde hace 8 años Expo Auto Argentino.

El Papamóvil del año 1987 del Complejo Museográfico Provincial Enrique Udaondo.

Recuerdo aquella primera vez que acompañé a mi amigo Víctor Caputo en su Fiat 1500 del año 1967. No teníamos idea a dónde íbamos. Conocía el lugar pero no podía comprender dónde se realizaría esa primera edición de Expo Auto Argentino. Ahora las cosas son muy diferentes, conozco a los organizadores y mantengo una relación de amistad con ellos.

Autos de particulares en varios modelos.

Justamente uno de ellos, José Luis Murgo de Coche Argentino, estaba en la entrada a la hora de mi arribo. Faltaban unos 15 minutos para las 12 de un domingo soleado. Para los organizadores, Autohistoria, Coche Argentino y el Rotary Club de Francisco Álvarez, fue la revancha de la lluviosa edición del año pasado. Aunque la fecha inicial del domingo 9 de abril tuvo que ser suspendida por las lluvias.

Los integrantes del Club Gordini Baradero.

Ya comenzamos con los saludos en la puerta y la confirmación de mi acreditación de prensa, pulsera identificadora mediante. A esa hora ya había mucha gente en el predio y muchos autos para ver. Pero a esta altura de las circunstancias debo confesarles algo. Particularmente necesitaría dos días de muestra: uno para ver los vehículos expuestos y otro para saludar, charlar y socializar con conocidos, amigos y seguidores de Archivo de autos.

Un Jeep y un Torino Lutteral de expositores particulares.

Porque en parte eso pasó en la jornada de ese domingo 23 de abril, mucha más charla que ver autos, y que los hubo muy buenos. Algunos excepcionales. Ya hablaré más delante de esos autos que valen la pena ver y charlar con sus propietarios.

Rastrojero Conosur y detrás una Jeep Gladiator de expositores particulares.

A escasos metros de la entrada me encontré con Eduardo Nolazco y Gustavo Russo. Ambos integrantes del Rambler Car Club y que es un gusto charlar con ellos. Justamente el Rambler Car Club fue la institución que posibilitó, con la aprobación del Complejo Museográfico Provincial Enrique Udaondo, de la ciudad de Luján, de la provincia de Buenos Aires, que estuviera expuesto el Papamóvil del año 1987.

Dos cupés Ford Taunus SP del Club Amigos de Taunus Argentina.

Ese Chevrolet Custom De Luxe, que fabricó la empresa Sevel Argentina (Sociedad Europea de Vehículos para Latinoamérica) en el país, fue uno de los dos vehículos que usó el Papa Juan Pablo II en su segunda visita a Argentina en el año 1987. Otro logro de recuperación de los integrantes del Rambler Car Club.

Integrantes del Club Renault Fuego.

En el stand de ese club me dieron refugio para guardar mi mochila en el baúl, generoso por cierto, de un Rambler Ambassador de color gris, impecable, de Omar Tancredi. Por supuesto que Eduardo Nolazco me insistió para que aceptara el asilo fierrero, además de presentarme a los integrantes que no conocía de la agrupación.

Dos de las unidades del Club del Siam.

Ya de entrada la primera anécdota de Expo Auto Argentino 2017. Nolazco me contó que un señor mayor parado frente al Papamóvil anotaba algo con dedicación. No pudo con su genio, además, el Chevrolet Custom De Luxe estaba enfrente del stand del Rambler Car Club, y le preguntó al señor que estaba anotando.

Algunos de los autos del Ford Sierra Fans Club.

“Estoy anotando los números de la patente para jugar a la quiniela. A ver si el Papa me da una manito”, le dijo ese hombre jubilado a Eduardo Nolazco frente al Papamóvil. Para los quinieleros les dejo el número de la patente: C1388042. Quien sabe si el Papa desde el más allá no les da, también,  una manito…

El Club Dodge Argentina y sus vehículos.

A pocos metros me lo crucé a Diego Abal que estaba buscando una gorra porque el sol lo estaba matando. El año pasado la que nos mató a todos fue la lluvia. Pero prefiero el sombrero, o la gorra, y el sol sobre mi cabeza. Seguí mi caminata con el alivio de estar sin la mochila y me lo crucé a Gustavo Feder, otro de los organizadores y el editor de la revista Autohistoria.

Parte del plantel del Club Amigos del Falcon.

Muchos autos como les dije en un comienzo y de muy buena calidad. Eso me lo dijo Fernando Sastre, uno de los cuatro viajeros del Peugeot 403, que cubrieron Ushuaia-La Quiaca durante 17 días del mes de enero de 2016. Sastre nunca había estado en algunas de las ediciones de Expo Auto Argentino y estaba impactado con el nivel de los vehículos expuestos. Según su calificación entre 8 y 9…

Dos de los autos del Club Renault 12.

Marcelo Vilches, el dueño del Peugeot 403, fue otro de los que me crucé en el predio de Francisco Álvarez. También estuve cuando contaron el viaje por la Ruta 40 y sus alrededores, porque de eso se trató. Gustavo Ferreyra contó algunas anécdotas, lo mismo que Marcelo Vilches. Los otros integrantes del viaje fueron Fernando Sastre y Santiago Vilches, hijo de Marcelo. Ahora Marcelo Vilches tiene otro viaje en mente.

El Club Amigos del Buggy y sus característicos vehículos.

Mi camino hacia el fondo del predio de Expo Auto Argentino se hacía lento por las detenciones a charlar con conocidos y seguidores de Archivo de autos. Así me encontré con Walter Garrido, presidente del Club del Siam, que presentó el libro “Torcuato Di Tella y SIAM” de Lenguaje claro editora junto a Claudio Castro, el editor.

Dos Gringas de la Red Usuarios IES.

También con él estuve hablando en el stand que tuvo su editorial junto a su esposa Gabriela Tenner. Les recuerdo que Lenguaje claro Editora es quien paga mensualmente la única publicidad que tiene el blog de Archivo de autos. Porque las publicidades rotativas que se pueden ver de AdSense todavía no generaron ningún pago. Por los clics que tiene veo lejos ese primer pago…

El club Siambretteros y sus motonetas.

Más allá me topé con Marcelo Monteverdi del Club Amigos de Taunus Argentina que me mostro las tres versiones, en distintos colores, que se fabricaron de la cupé Ford Taunus SP. La roja, que se ve en las fotos de esta crónica tiene la pintura original de fábrica y se nota el desgaste en algunas partes. Lo que atestigua la originalidad de fábrica.

Algunas unidades del Club Amigos del Chevrolet.

Roberto Felicioni del Autoclub San Miguel tenía expuesto su Renault 4 GTL blanco del año 1985. Hace poco, y gracias a una nota de la sección “Accesorios y algo más”, consiguió la antena de techo para su Renault 4 GTL. El auto está inmaculado como se puede ver en una de las fotografías. Además Felicioni es vecino de San Miguel donde vivo.

Dos Jeeps militares.

Ya entrada la tarde, y mientras estaba en el stand de Lenguaje claro Editora, apareció Juan Pablo Arrighi. Otro seguidor de Archivo de autos y vecino de San Miguel, de hecho vive a unas cuadras de mi casa. Nos conocimos por Archivo de autos y no por ser vecinos de la misma ciudad. Él fue quien me trajo de regreso a casa. Un placer hablar con él, como siempre.

El Electriquette.

Hubo más de 20 clubes de autos y motos que expusieron sus mejores vehículos, algunas fotos ilustran eso. Entre esos clubes estaba Red Usuarios IES donde Andrés Moranzoni, gentilmente, me dejó sacar fotos del interior, y más de cerca de los vehículos expuestos. Ya nos conocíamos de las redes y encuentros. Eso producen estos viejos autos, unir a la gente más allá de sus creencias.

Las obras de Mario Tagliavini.

Lo vi al Torino Lutteral SST, de color rojo, y sabía que estaba, por alguna parte, Guillermo Suárez. Ya había visto el auto en Autoclásica 2016 en la isla dedicada a los 50 años del lanzamiento del Torino en Argentina. El auto pertenece a la familia Lutteral y el encargado del auto es Suárez, lo quería conocer personalmente.

La Cordobesa, la Rambler Cross Country del año 1967, del Rambler Car Club.

Por eso cambié una jugosa charla con él por estar en la presentación del libro “Torcuato Di Tella y SIAM” con su actualización. Valió la pena. Guillermo Suárez es parte de la historia de la industria automotriz argentina. Trabajó en IKA (Industrias Kaiser Argentina SA) y con Juan Carlos Lutteral. Escuchar las historias que tiene para contar vale todo el tiempo del mundo.

Marcelo Vilches y su Peugeot 403.

Ahora tengo una cara y una voz para ponerle a los conocimientos que ya venía leyendo en Internet, a través de sus comentarios. Además es otro de los seguidores de Archivo de autos, aunque suene repetitivo. Ahora van entendiendo de eso de la charla en este tipo de muestras que les mencioné al principio. Luis Sirianni y su esposa fueron otros con los que charlé en el Club Amigos del Falcon, ambos viejos conocidos.

El Renault 4 GTL de 1985 de Roberto Felicioni.

En la carpa de Glasurit, donde se dio una charla a cargo de Alejandro Farinato, sobre las pinturas para autos clásicos, me encontré con Alejandro Ochnio que llevó el Electriquette, que no pudo estar presente en la edición 2016 por la lluvia. También me crucé con Alberto Di Negro que estaba con los jueces de la FACAH (Federación Argentina de Clubes de Automotores Históricos).

El Torino Lutteral Comahue SST al cuidado de Guillermo Suárez.

Guillermo Piano es el líder de esos jueces que se encarga de verificar los vehículos que se anotan para el Concurso de Estado. Otro viejo conocido de encuentros y autos del pasado con el cual intercambié las salutaciones de costumbre. Entre los jueces estaba Christian Grillo otro apasionado por los viejos autos que supimos conseguir.

Cómo se veía el predio mirando hacia la zona del Autojumble.

Entre los vehículos expuestos en la 8ª edición de Expo Auto Argentino el que se llevó el Premio Federico Kirbus, que se otorga por el voto del público visitante, fue “La Cordobesa”, como fue bautizada la Rambler Cross Country del año 1967 que es propiedad de Eduardo Nolazco y es un integrante más del Rambler Car Club.

La entrega del Premio Federico Kirbus, de manos de Heriberto Pronello, a Eduardo Nolazco.

Seguro que algo se quedó en el tintero. Este año me faltaron horas para charlar, y eso que lo hice por mucho tiempo, y para ver los vehículos expuestos. De lo que es seguro que me fui muy satisfecho de esta edición de Expo Auto Argentino, creo que fue una de las más jugosas que me tocó asistir. Ahora quedo a la espera de la 9ª edición que se realizará el año que viene.

¡Hasta el año que viene!

Todo salió de maravilla y se translucía en la gente que asistió. Tanto de los expositores como del público visitante. Es una muestra que vale la pena recorrer con tiempo y en lo posible con amigos fierreros. Siempre se puede encontrar una perlita, o a alguien que vale la pena escuchar, o un repuesto en el sector del autojumble. Creo en definitiva es lo que se busca. Más si se cuenta como un día soleado como el domingo de ayer.

Mauricio Uldane, editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en el blog de Blogger: http://archivodeautos.blogspot.com.ar
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s