La prueba del Fiat 600 D

La revista Parabrisas de Argentina comenzó en el año 1961 a realizar sus road test. En esta ocasión conoceremos los resultados de la prueba número 4 que recayó sobre el Fiat 600. Automóvil presentado en el mercado argentino en el año 1962.

El Fiat 600 D del año 1962 era la segunda versión que se conoció en el mercado argentino. La primera, Fiat 600, a secas, se conoció en el año 1960 cuando se lo comenzó a fabricar bajo licencia de la mano de Fiat Concórd. Esta segunda versión tenía un motor más potente.

El motor trasero de cuatro cilindros en línea tenía una cilindrada de 767 centímetros cúbicos con una potencia de 32 HP SAE a 4.800 revoluciones por minuto. El Fiat 600 producido entre los años 1960 y 1962 tenía una cilindrada de 633 centímetros cúbicos con una potencia de 28,5 HP a 5.000 revoluciones por minuto.

La carrocería no había sufrido grandes cambios y seguía con las puertas del tipo suicida. Es decir que abrían hacia atrás. El gran cambio estaba dado por el aumento de la cilindrada y potencia. El resto de la mecánica no tenía variantes.

fiat-600-d-prueba-1

El Fiat 600 D en el 4º road test de la revista Parabrisas

Veamos algunos de los datos que arrojaron este road test número 4 de la revista Parabrisas. Para empezar la velocidad máxima, obtenida en un promedio de varias pasadas en ambos sentidos, fue de 110,4 kilómetros por hora.

Las velocidades máximas en cada una de las marchas fueron las siguientes: primera, 40 kilómetros por hora; segunda, 62 kilómetros por hora; tercera, 93 kilómetros por hora y cuarta, 110,4 kilómetros por hora.

La aceleración de 0 a 500 metros fue de 27 segundos llegando a una velocidad de 89 kilómetros por hora. La aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora era de 45 segundos, de 0 a 80 kilómetros por hora de 20 segundos, 3 quintos y de 0 a 60 kilómetros por hora de 11 segundos.

Las distancias de frenado eran de 100 kilómetros por hora a 0 de 40,20 metros; de 80 kilómetros por hora a 0 de 25,40 metros y de 60 kilómetros por hora a 0 de 16,90 metros.

fiat-600-d-prueba-2

Vista del interior del Fiat 600 D de 1962.

El consumo de combustible era de 15,5 kilómetros por litro circulando en ciudad. En ruta a 80 kilómetros por hora era de 17 kilómetros por litro y a 95-100 kilómetros por hora de 15 kilómetros por litro.

El error del velocímetro era muy poco tanto que cuando la velocidad real era de 20 kilómetros por hora medía 21. Y a 100 kilómetros por hora reales medía 98. Cuando se circulaba a 40, 60 y 80 kilómetros por hora reales el velocímetro del Fiat 600 D marcaba lo mismo.

Para el tamaño del Fiat 600 D el espacio interno era aceptable. Incluso con los asientos delanteros totalmente corridos para atrás tenía un espacio razonable. Que se podía comparar a automóviles de otro segmento superior.

El tema era la ubicación del pie izquierdo cuando no se encontraba accionando el embrague. Terminaba acostado debajo de la pierna derecha. Eso era producto del buche del guardabarros delantero que se encontraba, en parte, dentro del habitáculo.

fiat-600-d-prueba-3

El motor del Fiat 600 D probado por Parabrisas.

Lo bueno era que las manijas levanta vidrios no chocaban con las piernas. Pero en viajes largos se notaba la ausencia de un apoyabrazos. Para cerrar la puerta tenía una manija rebatible para que no ocupara lugar. La apertura de la puerta se hacía con un pestillo en su parte delantera.

La falta de una gaveta se hacía sentir. Ya que los bolsillos, muy bien terminados, de las puertas no eran suficientes. Esta versión del Fiat 600 D no tenía la bandeja, debajo del tablero, que trajeron las versiones posteriores que conocimos los argentinos.

La visibilidad para atrás desde el espejo retrovisor era limitada por la inclinación de la luneta trasera. Los periodistas de la revista Parabrisas creían que el problema se solucionaba con un espejo retrovisor sobre la puerta del conductor.

El diámetro de giro fue de 9,03 metros para el lado derecho, mientras que para el lado izquierdo fue de 8,59 metros. El Fiat 600 D era un buen automóvil para desenvolverse en el tránsito urbano. Era ágil y pequeño para moverse.

fiat-600-d-prueba-4

El área de barrido de los limpiaparabrisas del Fiat 600 D

Los frenos eran muy buenos y los compararon con el rendimiento del Fiat 1100, que fue el primer road test que realizaron. Incluso luego de pasar por zonas inundadas se recuperaron rápidamente.

Durante la prueba tuvieron que atravesar la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe, con el arroyo Ludueña desbordado. El Fiat 600 D circuló a la perfección con 50 o 60 centímetros de agua sobre el pavimento. Hubo filtraciones en el interior. Pero en condiciones normales las filtraciones eran mínimas.

Los limpiaparabrisas, que eran eléctricos, funcionaron a la perfección con un barrido generoso. La cadencia era de 80 golpes por minuto. Y tuvieron que probarlos a fondo luego de circular en ruta con lluvia. Fueron unas 8 horas viajando a 95-100 kilómetros por lluvia.

También en el barro tuvo un desempeño muy bueno. Circularon en un camino de barro por espacio de 15 kilómetros sin problemas. El tema que viajando más cruzado que derecho y a caballo de la huella por el ancho de su trocha.

fiat-600-d-prueba-5

Esquema con la visibilidad del Fiat 600 D de 1962.

El irse de cola era una tendencia del Fiat 600 D. Pero nada grave que no se pudiera corregir con el volante. Hay que tener en cuenta que todo el peso estaba en la cola. Motor-caja-diferencial. Así que el irse de cola no era nada extraño para este pequeño automóvil.

Lo que elogiaron los periodistas de la revista Parabrisas era la excelente terminación del Fiat 600 D. Esto era algo en común con los automóviles producidos por Fiat Concórd en aquellos primeros años de la década del sesenta.

Las ilustraciones de esta nota, fotografías y dibujos, fueron tomados de la revista Parabrisas número 16 de marzo de 1962, cuando se realizó el cuarto road test de la publicación argentina.

Para los que quieran conocer los datos técnicos del Fiat 600 D del año 1962 en este enlace, hay una nota del archivo del blog de Archivo de autos:

http://archivodeautos.blogspot.com.ar/2015/03/la-bolita-del-ano-1962_16.html

Mauricio Uldane, editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en el blog de Blogger: http://archivodeautos.blogspot.com.ar
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s