Los autos Made in Argentina

Hace dos semanas vimos el origen del Torino de IKA (Industrias Kaiser Argentina SA), donde erróneamente había consignado que descendía del Rambler Rouge, cuando en realidad el modelo base era el Rambler American. Aclaración ya consignada, pero no está mal recordarla por ser un error muy común. Pero cuántos otros automóviles argentinos son tan o mucho más nacionales que el Torino. Eso vamos a tratar de conocer en esta nota histórica.

Argentina tuvo el honor de tener automóviles fabricados en el país que eran o un desarrollo local o una modificación de un auto extranjero. Que no tuvieron su par en los países de origen de donde provenían. Los autos que mencionaré en esta nota no son los únicos hay más, simplemente es un acercamiento a descubrir que tuvimos autos únicos para el mercado argentino que nunca se fabricaron en otros países, a lo sumo se los armó, como pasó con muchos autos argentinos en Uruguay.

Así que esta lista no está completa, lo seguiremos haciendo entre todos de la mejor forma de reconstruir la historia de la industria automotriz argentina. Porque la mayoría de estos autos argentinos tuvo su motor de origen extranjero, pero la carrocería partía de un diseño local sin referente en otros países. O como pasó con la cupé Dodge GTX de un diseño estadounidense que solo se fabricó en Argentina.

En esta nota veremos ocho de esos autos argentinos que solo conocimos en nuestro país, ya sea por desarrollos locales o por versiones que no había en sus casas matrices en Europa o Estados Unidos. Comencemos con uno que fue un desarrollo local en casi su totalidad:

Fiat 1600 Sport 1970

El 24 de julio de 1970 la empresa Fiat Concord presenta su desarrollo local, para reemplazar a la cupé Fiat 1500, la cupé Fiat 1600 Sport. Los altos costos que le habían ocasionado la fabricación de la cupé Fiat 1500 diseñada por el carrocero italiano Vignale, a la empresa italiana radicada en la provincia de Córdoba, se decidieron por desarrollar un nuevo vehículo.

Así nació la cupé Fiat 1600 Sport. Los ingenieros argentinos de Fiat Concord tomaron de base la plataforma del Fiat 1500 para la nueva cupé. De esta forma se ciñeron a las medidas del modelo italiano fabricado bajo licencia desde el año 1963 en Argentina.

Fiat 1600 Sport del año 1970. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Autoclub 55 de noviembre-diciembre de 1970.

Fiat 1600 Sport del año 1970. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Autoclub 55 de noviembre-diciembre de 1970.

En cambio la carrocería fue un diseño local sin paralelo en Italia con una cola trunca (fast back) con alguna similitud con el Fiat 850, que nunca se fabricó en Argentina. La trompa estaba basada en el diseño de la cupé Fiat 1500 de Vignale y por el agregado de los dos faros de iodo la asemejaban a la cupé Torino.

Es por eso que mucho fierreros argentinos llaman, a la Fiat 1600 Sport, la Torinito. En un principio su diseño fue resistido en comparación de la cupé de Vignale, pero hoy por hoy es un auto clásico buscado por el significado que tuvo dentro de la industria automotriz argentina.

El motor era un derivado del Fiat 1500 con su cilindrada llevada a 1.625 centímetros cúbicos con una potencia de 92 HP a 5.300 revoluciones por minuto y la relación de compresión de 9,2:1. Este motor, con 90 HP, era el que usaba el Fiat 1600 que fue la salida elegante de Fiat Concord para reemplazar al Fiat 1500, sin llegar a montarle el motor del Fiat 125, el famoso biálbero. Esto demandaba un alto de costo de producción, por eso se usó el motor del Fiat 1500 con el aumento de potencia, compresión y cilindrada. Desarrollo que se hizo en el país por los ingenieros de la Fiat.

Este, tal vez, sea uno de los ejemplos de autos argentinos con mayor desarrollo local de diseño e ingeniería que tuvimos la oportunidad de conocer en el país y que tan solo se fabricaron unas 1.200 unidades. Luego con la aparición del Fiat 125, esta cupé, derivaría hacia ese modelo. Si quieren conocer más detalles de la Fiat 1600 Sport los invito a leer la siguiente nota:

http://archivodeautos.blogspot.com.ar/2014/05/la-cupe-fiat-1600.html

Rastrojero 1952 a 1979

Cuando el estado nacional toma la decisión de fabricar automóviles se piensa, básicamente, en producir autos utilitarios y de transporte. Uno de esos autos fue el Rastrojero con reminiscencias de un pequeño camión o de vehículo militar. Los primeros modelos tuvieron motor naftero marca Willys, que se habían importado para ser montados en un tractor. Unas 2.400 unidades contaron con ese motor durante el año 1952 y para el año siguiente, ante la falta de motores se cerró un trato con la empresa Borgward Argentina.

De esta forma se selló un contrato que duraría décadas entre IAME (Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado), posteriormente DINFIA (Dirección Nacional de Fabricaciones e Investigaciones Aeronáuticas), luego del derrocamiento de Juan Domingo Perón, y a partir de 1968 IME (Industrias Mecánicas del Estado SA) hasta su cierre en 1980, con la empresa argentina, con aportes alemanes en un principio, Borgward Argentina.

Rastrojero Diésel del año 1963 fabricado por DINFIA. Dibujo tomado de una publicidad de la revista Autoclub de agosto de 1963.

Rastrojero Diésel del año 1963 fabricado por DINFIA. Dibujo tomado de una publicidad de la revista Autoclub de agosto de 1963.

La empresa Borgward mantuvo el nombre pese al cierre de la casa matriz en Alemania en el año 1961, por lo que se vio obligada a buscar otras licencias para fabricar los motores diésel que equipaban a los Rastrojeros. Esos primeros motores gasoleros se comenzaron a usar en el modelo de 1953. Luego a principios de los sesenta se usaron motores Hanomag y a finales de la misma década se cerró un trato con Peugeot de Francia para fabricar los famosos motores Indenor que se montaron hasta el año 1980 cuando cerró sus puertas la empresa estatal.

Más tarde en el tiempo hubo dos intentos por reflotar la marca Rastrojero. El primero usando los remantes de fábrica por parte de Giudice Lo Pace, que no tuvo éxito y la década del noventa de manos de Massey-Ferguson a través de la empresa Imetal SA, pero en esta ocasión los motores era VM de origen italiano fabricados bajo licencia por la misma Borgward Argentina, que había sido reflotada.

Lo cierto que el Rastrojero tuvo un diseño de chasis y carrocería de origen argentino con motores extranjeros fabricados, bajo licencia en Argentina por la empresa Borgward Argentina, como empresa estatal (IAME, DINFIA, IME) y los posteriores intentos privados, que en el caso de Imetal la marca no era Rastrojero, sino Ranquel.

Les dejo un enlace con la nota que escribí de los últimos Rastrojero que fabricó IME en el año 1979:

http://archivodeautos.blogspot.com/2011/12/la-linea-de-ime-de-1979.html

Siam Argenta 1963

La empresa Siam Di Tella Automotores SA fue la que fabricó, bajo licencia de la BMC (British Motor Corporation) de Gran Bretaña el famoso Siam Di Tella 1500, el taxi porteño por excelencia, que no era otra cosa que un Austin A 60 que diseñara Pininfarina a finales de los años cincuenta. Lo que el modelo argentino tenía de diferente con el modelo inglés era que la trompa correspondía a los autos Riley, otra marca del grupo.

La primera camioneta que vendió Siam en el país fue una versión de la Argenta que derivaba del modelo inglés Austin A 50 Cambridge de 1955. Esa primera Argenta era totalmente importada y nunca se la fabricó en Argentina, pero no sucedió lo mismo con el modelo de 1963.

Siam Argenta del año 1963. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Parabrisas número 29 de abril de 1963.

Siam Argenta del año 1963. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Parabrisas número 29 de abril de 1963.

Cuando se cambia la línea de la carrocería, al mismo diseño del famoso Siam Di Tella 1500, se desarrolla en el país una camioneta nueva sin su contrapartida en Gran Bretaña. Además fue la primera camioneta con el mismo diseño de línea que las berlinas o rurales que se fabricaban en Argentina. Algo habitual en otros países, en Estados Unidos por ejemplo, pero nunca visto en Argentina a principios de los años sesenta, todas las camionetas, del mercado argentino, nada tenían que ver con los autos de cuatro puertas que se armaban o fabricaban en el país.

El motor de la Argenta de 1963 era el mismo que el Siam Di Tella 1500 y de esta forma los argentinos tuvimos una camioneta que fue diseñada en el país sin fabricarse en Gran Bretaña, país de origen del nuestro querido Siam Di Tella.

Peugeot T4B 1967

SAFRAR (Sociedad Anónima Franco Argentina de Automotores) fabricaba en el país automóviles Peugeot bajo licencia de la casa matriz en Francia. Los modelos eran el Peugeot 403 y 404 en sus versiones berlina de cuatro puertas. Así es que tomaron la decisión de sacar una camioneta similar a la Argenta de 1963 con las líneas del Peugeot 403. Camioneta que no tenía su par en Francia. Otra versión de automóvil argentino que solo se fabricó en el país o se armó en países vecinos, pero que su desarrollo de diseño era de Argentina.

Peugeot T4B del año 1967. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Análisis del 20 de noviembre de 1967.

Peugeot T4B del año 1967. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Análisis del 20 de noviembre de 1967.

Adelmo 1963

Las camionetas Adelmo eran fabricadas por Alfredo Julio Montesano en la ciudad de Buenos Aires. Hubo dos versiones de la camioneta. La que vemos era la última que fabricaron en el año 1963 y que tenía un motor de seis cilindros en línea que era de la marca Continental. El mismo motor que usaran el Kaiser Carabela y la Estanciera ambos automóviles fabricados por la empresa IKA en Argentina.

Adelmo pick-up del año 1963. Dibujo tomado de una publicidad de la revista Parabrisas 30 de mayo de 1963.

Adelmo pick-up del año 1963. Dibujo tomado de una publicidad de la revista Parabrisas 30 de mayo de 1963.

Este modelo fue el último que se fabricó y la verdad que no fueron muchas las unidades que se realizaron. Los modelos anteriores son de finales de la década del cincuenta y se parecían en su trompa a la Estanciera de IKA. En cambio este modelo tiene similitudes con la camioneta Studebaker, que se fabricó, bajo licencia, en Argentina de la mano de la empresa Los Cedros.

Dinarg D-200 1961

Hubo varios micro autos que se diseñaron en Argentina con motores importados o fabricados bajo licencia en el país. Uno de esos fue el Dinarg D-200 Dinámica Industrial Argentina S.A. en la provincia de Córdoba. El motor de este pequeño automóvil era el Sachs LDR 200 de 191 centímetros cúbicos de cilindrada con una potencia de 10,5 HP y que compartía con el Bambi de la empresa Fábrica de Automotores Utilitarios S.A.I.C.F.  y con el Messerschmitt que armara la empresa Panambí. Este motor era importado, desde Alemania, por la empresa Televel.

Dinarg D-200 del año 1963. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Parabrisas número 29 de abril de 1963.

Dinarg D-200 del año 1963. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Parabrisas número 29 de abril de 1963.

El Dinarg D-200 tenía su carrocería fabricada en PRFV (Plástico Reforzado con Fibra de Vidrio) y era lo más parecido a un pequeño auto, sin parecer una moto carrozada, aunque se los consideraba moto cabinas a la hora del patentamiento de las unidades.

Si quieren conocer más de cerca el Dinarg D-200 les recomiendo leer la siguiente nota:

http://archivodeautos.blogspot.com.ar/2011/06/dinarg-d-200-una-microcupe-argentina.html

Ford Falcon Rural 1968

La empresa Ford Motor Argentina presenta en el año 1968, con bombos y platillos, su versión rural del, ya famoso, para esos años, Ford Falcon. De esta manera se amplía la gama de modelos ofrecidos al mercado local por parte de esta empresa de origen estadounidense.

El desarrollo de la Falcon Rural, en sus versiones estándar y de lujo, se realizó en el país y no tuvo su similar dentro de Estados Unidos, su país de origen. Al menos en este diseño de carrocería, que se mantenía con pequeños retoques desde el año 1963 cuando se comenzó a fabricar el Falcon en la planta de la localidad de General Pacheco en la provincia de Buenos Aires.

Ford Falcon Rural del año 1968. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Primera Plana número 294 del 13 al 19 de agosto de 1968.

Ford Falcon Rural del año 1968. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Primera Plana número 294 del 13 al 19 de agosto de 1968.

Las motorizaciones que llevó eran las mismas que tenía el Ford Falcon y la versión de lujo montaba el motor más potente, incluso como accesorio tenía la posibilidad de bajar la luneta del portón trasero con una llave desde el tablero con accionamiento eléctrico. Cosa que también se podía hacer con la llave de apertura del portón trasero. En el modelo estándar esto se hacia con una manivela que se desplegaba y que era el emblema de la marca. Otro desarrollo local de un automóvil sin similar en su país de origen.

Dodge GTX 1970

La cupé Dodge GTX tiene la curiosa particularidad de haber sido desarrollada en su totalidad en Estados Unidos. Tanto el motor como su carrocería. Pero por esas cuestiones del mercado no se la comercializó en su país de origen. No es del todo claro que sucedió en el país del norte. Se habla que su diseño había pasado de moda, pero otras versiones hablan que un estudio de mercado arrojó un resultado negativo en el público testeado.

Lo cierto que la gente de Chrysler Fevre Argentina se encontró con una cupé diseñada que no se usaba y decidieron fabricarla en el país. Así nació la Dodge GTX y con un motor de más de 5 litros y 8 cilindros en V, que fue el de mayor cilindrada que se fabricó en Argentina, aunque su block jamás se hizo en el país. Hubo blocks mexicanos, canadienses y hasta brasileños, para las últimas unidades fabricadas a finales de la década del setenta.

Dodge GTX del año 1970. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Panorama número 183 del 27 de octubre al 2 de noviembre de 1970.

Dodge GTX del año 1970. Fotografía tomada de una publicidad de la revista Panorama número 183 del 27 de octubre al 2 de noviembre de 1970.

En cambio el motor Slant Six de 6 cilindros en línea sí se fabricó en Argentina y equipaba a la versión menos potente. Más tarde sería el motor que usara la Dodge Polara RT, pero eso sería algunos años más adelante en el tiempo.

De esta forma los argentinos tuvimos otra cupé que no se fabricó en otro país y que era exclusiva del mercado local, aunque se llegaran a vender a países limítrofes, importadas o armadas localmente. De cómo un auto desechado en su país de origen se convirtió en un auto clásico por excelencia entre los argentinos.

Pueden conocer más a fondo la cupé Dodge GTX en la siguiente nota ya publicada en Archivo de autos:

http://archivodeautos.blogspot.com.ar/2014/04/la-cupe-gtx-de-dodge.html

Vimos algunos de los ocho autos que solo se fabricaron en Argentina, o que fueron diseñados para el mercado local, y en algunos casos se importaron o armaron localmente en los países vecinos. Pero solo es una parte de los autos argentinos que solo conocimos en nuestro mercado, hay más. Esa será otra nota que veremos más adelante y con mayores datos que aportar. Esto simplemente fue una muestra del potencial que tuvo la industria automotriz argentina entre las década del sesenta y setenta. Esto sin contar con los autos fuera de serie que son un capítulo aparte y que hay que tratar por separado. Primero por la bastedad de modelos y por otro lado por los sucesivos fracasos que tuvieron esos autos, que en algunos casos eran dignos de haber tenido una mejor vida.

Para finalizar les cuento que cada fotografía que ilustra, cada uno de los autos descriptos en esta nota histórica, tiene la fuente de donde fueron tomados y que integran el archivo de datos e imágenes que diariamente nutre las notas que aparecen, no importa la fecha del año, en Archivo de autos, el sitio dedicado a los viejos autos que supimos conseguir. Sitio que tuvo su inicio el 8 de marzo de 2011 en forma de blog y hoy es posible encontrar por varios canales digitales en Internet.

Un sitio que no cuenta con apoyo financiero, subsidio o publicidad de ningún tipo, al menos a la hora de escribir estas líneas. Un sitio que está armado por una sola persona, la que firma todas las notas publicadas, que pone todo lo mejor de sí y que a veces, como humano que es, mete la pata. Pero para eso están los seguidores de Archivo de autos con un basto conocimiento en materia de autos que ayudan a reparar el error.

Un sitio que hasta enero de 2014 no contó con una computadora propia y ahora se arregla con una vieja Pentium 4 regalo de dos amigos fierreros, como son Eliseo Tapia y Víctor Caputo. Que además cuenta con un viejo escáner, de conexión serial, Canon, regalo de otro amigo fierrero empedernido, Hugo González. Pero eso se acaba allí porque Archivo de autos, a la fecha, no cuenta con una conexión propia de Internet para conectarse con el mundo, eso lo tengo que hacer a través de un ciber. Tal vez el nuevo año, 2015, pueda conseguirme una buena conexión a la red para hacerme, un poco más fácil, mi trabajo de difundir la historia del automovilismo mundial para todos los amantes de los fierros viejos, en especial para las nuevas generaciones que están ansiosas de conocer esos viejos autos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane, Editor de Archivo de autos

http://archivodeautos.blogspot.com.ar

http://facebook.com/archivodeautos

http://taringa.net/archivodeautos

http://autonautas.com/groups/archivo-de-autos

http://es.paperblog.com/users/archivodeautos/

https://plus.google.com/u/0/109095309990073920825/posts

Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.

Anuncios

3 comentarios en “Los autos Made in Argentina

  1. Pingback: Autos argentinos | Archivo de autos

  2. Hay algunos más: Por ejemplo, la Coupé Taunus desde 1981 al ’84. El primer Taunus que se fabricó acá era el equivalente al TC1 europeo (las siglas TC significaban Taunus-Cortina porque a partir de allí ambos modelos, el alemán y el inglés, eran el mismo) también llamado Mk3 por los ingleses. De ese Taunus se fabricó la coupé en nuestro país. Ford Argentina se salteó un restyling y lanzó en 1981 el Taunus que popularmente conocemos como “Ghia” por como se llamaba su versión más lujosa. Pero en Europa era el TC3 o Mk5. La coupé que aquí se fabricaba era Mk3 y en Europa fue discontinuada al salir el Taunus Mk4. Entonces aquí, donde se vendía bien, le pusieron la trompa del nuevo Taunus, le acomodaron el interior, le pusieron los paragolpes nuevos y los espejos de plástico negro en el zócalo de la puerta delantera y le pusieron unos faros traseros que, como en el Mk4 europeo, llegaban hasta la tapa del baúl, que abarcaba hasta el paragolpes, en lugar de terminar más arriba como en el Mk5. La nueva coupé Taunus era un rediseño netamente argentino. Supe de un diplomático holandés que, destacado en nuestro país en los ’80, estaba fascinado con este auto. Se compró uno y cuando volvió a Holanda se lo llevó y en algún momento la coupé era exhibida en muestras europeas como una curiosidad.

    • Jorge:

      Gracias por tu comentario y por los datos aportados. Algo sabía de la cupé Taunus, por alguno de tus comentarios en Facebook.
      Hay otra nota más sobre los autos “Made in Argentina”, pero así y todo no están todos los modelos. Seguramente armaré más notas al respecto. Muchas versiones son desconocidas incluso para nosotros mismo que vivimos en Argentina.
      Te dejo la otra nota que publiqué: https://archivodeautos.wordpress.com/2015/06/14/autos-argentinos/
      Saludos.

      Mauricio Uldane
      Editor de Archivo de autos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s