Un viejo automóvil eléctrico

Los automóviles eléctricos tuvieron un notable desarrollo en varios países europeos entre finales del siglo XIX y comienzo del siglo XX. La baja velocidad de esos primeros automóviles facilitó la existencia de autos de tracción eléctrica en especial en vehículos de uso comercial. Hoy veremos un auto eléctrico italiano de 1906: el Ausonia.

La Società Vetture Elettriche Camona, Giussani, Turrinelli & C. fabricaba automóviles, furgones, y ómnibus de tracción eléctrica lo hizo entre los años 1902 y 1910. Los Ausonia era automóviles completos con carrocería y equipados con dos motores eléctricos de 5 CV ubicados cerca de las ruedas traseras.

Ausonia 1906

Las baterías estaban conformadas por 44 elementos con una capacidad total de 125 amperios por hora. La descarga de las baterías, a velocidad crucero, era aproximadamente de 20 a 25 amperios, con esto se lograba una autonomía de unas 5 a 6 horas que alcanzaba para su uso comercial.

La velocidad se controlaba con un reóstato de cuatro posiciones que eran las siguientes velocidades: 6, 12, 20 o 25 kilómetros por hora. Además de contar con dos posiciones en reversa para la marcha atrás. El circuito eléctrico permitía contar con un freno eléctrico que ayudaba a los frenos mecánicos de los Ausonia.

La mayor difusión de los autos eléctricos, de este tipo, fue entre los años 1906 y 1907. En ese período los furgones Ausonia realizaban el transporte postal de la ciudad de Milán en Italia. Al desarrollarse los motores del ciclo Otto, de combustión interna, los motores eléctricos comenzaron a perder terreno en el mercado automotriz de Europa.

Hacia el final del año 1910 la producción de los vehículos con la marca Ausonia cesó. Pero pese a esto los fabricados para usos comerciales siguieron prestando sus servicios, dadas sus cualidades de indestructibles que presentaban. Esto se prolongó hasta finalizada la Primera Guerra Mundial, en 1918, por un breve tiempo más.

Entre 1909 y 1910 la empresa italiana fabricó un automóvil que se llamó Silencieuse en obvia alusión al silencioso funcionamiento de los motores eléctrico. La vieja imagen nos muestra el Ausonia de 1906 con los dos motores traseros eléctricos. Es casi un carruaje al que le faltan los caballos de tiro. Si le sacamos el volante no hay diferencia alguna con un carruaje de caballos de finales del siglo XIX.

Conocieron un auto eléctrico italiano fabricado a principios del siglo XX que se llamó Ausonia y cuya imagen salió publicada en la Enciclopedia Salvat del Automóvil en el Volumen 2 que fuera editada en España en el año 1974.

Mauricio Uldane, Editor de Archivo de autos

http://archivodeautos.blogspot.com.ar

http://facebook.com/archivodeautos

http://taringa.net/archivodeautos

http://autonautas.com/groups/archivodeautos

http://es.paperblog.com/users/archivodeautos/

Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s