Un auto del siglo XIX

La historia de la empresa checoslovacaTatra, arranca en 1850 cuando Ignaz Schustala abre un taller para construir carrocerías en la ciudad Nesselsdorf en lo que era el imperio austrohúngaro. Conoceremos el primer automóvil que fabricó esta empresa europea en el siglo XIX.

Hoy vamos a conocer el primer automóvil que fabricó la empresa Tatra, que no tenía esa denominación en el siglo XIX, sino que se llamaba Nesselsdorf. La Schustala y C., tal el nombre de la empresa, fabricaba todo tipo de carrozas y furgones tirados por caballos. La especialización de la empresa eran carruajes de lujo para largo viajes y se exportaban a Prusia y Rusia. Para 1882 se fabricaban vagones ferroviarios.Tatra 1897 folleto

Hugo Fischer von Roeslertamm, director de la sección ferroviaria de la decide incursionar en el sector automovilístico, algo novedoso en 1897. Recordemos que el triciclo de Karl Benz fue patentado el 29 de enero de 1886. Así nació el Präsident en el año 1898 que estaba propulsado por un motor Benz de 2 cilindros horizontales opuestos que tenía el ciclo Otto de cuatro tiempos. La potencia que desarrollaba era de 5 HP a 600 revoluciones por minuto.

La transmisión era por medio de dos correas planas, con poleas libres y un mecanismo diferencial. Desde este elemento mecánico el movimiento del motor se transmitía a las ruedas traseras, más grandes que las delanteras, por medios de sendas cadenas laterales.

El sistema de dirección era novedoso. Si bien no tenía volante, como muchos automóviles del siglo XIX, sino un manubrio o palanca tenía adosado el movimiento de control de los cambios del Präsident. Había una palanca que accionándola hacia delante se colocaba una relación adecuada para las trepadas, en la posición del medio correspondía al punto muerto y hacia atrás se insertaba la relación para “carrera veloz”.

Las ruedas delanteras estaban protegidas por una especie de paragolpes que cuando apareció el Präsident provocó algunas controversias por no estar patentado. Ese paragolpes rudimentario tenía en sus laterales los estribos para acceder a las dos plazas delanteras.

El nuevo modelo fue sometido a una dura prueba: unir las ciudades de Nesselsdorf y Viena. Ese trayecto suma 328 kilómetros y fue anunciado en el diario “Neue Wiener Abendblatt” para los días 21 y 22 de mayo de 1898. En la publicación se pedía, a las asociaciones de ciclistas, que ayudaran en el camino al Präsident, para no provocar estampidas de los caballos en su paso hacia Viena.

El automóvil fabricado en la Schustala y C. recorrió el trayecto a una velocidad promedio de 17 kilómetros por hora. Todo fue normal, pero al atravesar la zona de Hannakei, los ciclistas que avanzaban delante del Präsident fueron insultados por el público, que se ubicaba a la vera del camino. Incluso les llegaron a tirar piedras. Esto era una situación más habitual de lo que se cree. En un principio los automóviles fueron rechazados por muchos, en especial en las zonas rurales, donde las velocidades de los vehículos trotadores eran muy distintas a las de las “carrozas sin caballos”.

El Präsident fue acompañado en su trayecto por otro vehículo: un Benz Instructor, ambos automóviles fueron donados al Automóvil Club Austriaco que recién había sido creado. En la vieja fotografía se puede ver al volante del Präsident a Hugo Fischer von Roeslertamm, director de la fábrica Nesselsdorf.

Los ingenieros que construyeron el nuevo automóvil fueron los ingenieros Rumpler y Sage que años más tarde se dedicarían al diseño de aviones, pero para eso tenemos que hablar del siglo XX. Con estos dos ingenieros colaboró Hans Ledwinka, que fuera director técnico de los establecimientos Nesselsdorf, que a partir de 1923 se convertiría en la marca Tatra.

Cuando se comprobó la eficacia del Präsident se fabricaron 10 unidades que esta vez no llevaron motor Benz. Este motor fue reproducido en su totalidad por la empresa Hardy de Viena. Así nació la copia del motor Benz para motorizar los próximos autos que fabricara la Nesselsdorf.

Los nuevos modelos no tenían las correas originales que fueron reemplazadas por cadenas, además un cambio de 4 marchas y no tenían más dirección por palanca. Por aquellos años era usual que cada unidad recibiera un nombre diferente. Así al Präsident le siguieron el Nesselsdorf, Metrans, Balder, Bergsteiger, Wien y demás.

La vieja fotografía del Nesselsdorf Präsident de 1898 está tomada de la Enciclopedia Autorama fascículo número 44 del 20 de septiembre de 1968.

Mauricio Uldane, editor de Archivo de autos

 Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.

Anuncios

Un comentario en “Un auto del siglo XIX

  1. Pingback: Tatra de carrera | Archivo de autos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s